Cambios en el mundo de la hotelería

A partir de 1998 el mundo empezó a ver cambios importantes en la forma de comercializar pero en aquél entonces no sabíamos cuánto impactarían los negocios electrónicos a la industria hotelera, no sabíamos cuáles serían los cambios en el mundo de la hotelelería. Hoy día las tres industrias que más se venden de forma electrónica son líneas aéreas, transportes y hoteles, todas relacionadas entre sí. Esto debiera mostrarnos claramente donde estamos hoy; pero no es todo, tenemos que incluir a esto el gran boom de las redes sociales y la comunicación directa one to one junto con su complejo comportamiento donde la mercadotecnia puede tener grandes oportunidades pero al mismo tiempo corre grandes riesgos si no se tiene cuidado en participar en una red social como marca o como empresa sin invadir la privacidad de quienes integran dicha red.

Los errores mas comunes

Los errores más comunes en la comercialización de hoteles y sobre todo los independientes son no tener un equipo de ventas y quienes lo tienen muchas veces no es profesionalizado, otro error es no saber claramente cuáles son sus objetivos, sus segmentos, los rangos de negociación que se pueden hacer manteniendo al hotel con un volumen sano de negocio, obviar la diversificación, negarse a comercializar a través de intermediarios tanto mayoristas como minoristas. No crear un sitio web y quienes lo crean no establecen una estrategia de conversión de visitas a reservaciones y dejando que otras empresas participen dentro de su negocio. Otro error común es dejar de lado el negocio internacional a través de globalizadores y quienes incursionan no ponderan los costos de intermediación y no cruzan la información del negocio entrante con los costos de cada canal para lograr un equilibrio que maximice el ingreso, la ocupación, la tarifa promedio y el costo de distribución y promoción de venta. El peor de los errores es asumir que la comercialización no cuesta.

Una visión a futuro

Las personas cambian y las personas hacen al mundo, el mundo cambia en generaciones gracias a las personas y cada generación trae consigo su propia forma de enfrentar sus retos. Estos cambios cada vez son más rápidos y gracias a las tecnologías están impactando todas las industrias y profesiones y eso nos obliga como personas, profesionales y empresarios a actualizarnos constantemente y aprovechar el desarrollo de tecnologías que nos hace cada vez más competitivos y eficientes. Actualmente todavía estamos varias generaciones interactuando simultáneamente en el mundo de los negocios algunos con mas y otros con menos actualización tecnológica pero invariablemente todos hemos tenido la necesidad o gusto de actualizarnos en estos aspectos tecnológicos creando una gran diversidad de ideas y filosofías de lo que fue y lo que será, lo que conocemos y lo que desconocemos pero no dejamos de sorprendernos hasta donde nos ha llevado la tecnología. Sin temor a equivocarnos sabemos que mientras las generaciones sigan avanzando y el mundo siga cambiando la tecnología deberá estar presente cada vez más en las organizaciones, en la vida diaria, en las casas, en los autos, en todos lados. Como personas seremos desplazados por que todos tenemos un tiempo de vida profesional, pero ¿qué sucederá con las empresas que no se actualicen cuando lleguen esas generaciones que ya estamos viendo salir de las universidades y sus hábitos y costumbres están basados cada vez más en una eficiencia generada por la tecnología?